Cómo desinfectar (sanitizar) frutas y verduras

La práctica de desinfección de la compra al llegar a casa debería ser un habito común, durante la pandemia del COVID-19 lavar y desinfectar alimentos con vinagre o bicarbonato no es suficiente. Ahora mismo es imperativo sanitizar con lavandina (también llamada cloro o lejía en otros países). Les cuento cómo lo hago en casa pero primero les comento algunas cosas importantes que debemos saber y tener en cuenta:

¿Qué tipo de lavandina podemos usar?

IMPORTANTE: Hay que leer siempre las etiquetas.

  • Debe especificar que es de “uso alimentario” o “apta para desinfectar agua“.
  • Debe ser “sin aditivos“, por ejemplo si es “fragancia lavanda” no se puede usar para alimentos/agua.
  • Solo sirve dentro de los 120 días a partir de la fecha de fabricación, pasado ese tiempo ya no es efectiva, esta vencida.
  • La lavandina se usa con agua fría.
  • Nunca mezclar con ningún otro producto (ni vinagre, ni limón, ni alcohol, ni detergente…) para evitar irritación de piel, ojos, pulmón…
  • Para nuestros alimentos no usar jabón, ni detergente.
  • No es necesario volver a lavar los vegetales al momento de usarlos.

¿Qué cantidad de lavandina agrego al agua?

IMPORTANTE: Hay que leer siempre las etiquetas.

  • Para alimentos por cada litro de agua vamos a agregar 4 gotas de lavandina. Podemos usar una jeringa o un gotero. Dejar reposar 10 minutos y enjuagar.
  • Para superficies: 1 cucharadita por litro de agua.
  • Para desinfectar el agua: 2 gotas por litro, esperar una hora antes de consumir.

¿Cómo desinfecto verduras y frutas?

  1. Lavo mis manos con agua y jabón.
  2. Desinfecto las superficies y utensilios que voy a usar:
    • Para las superficies como la mesada, uso lavandina diluida en cantidad de agua fria segun etiqueta (1 cucharada por cada litro de agua) dejo reposar la superficie mojada 5 minutos y seco con un paño limpio.
    • Para la bacha de cocina, hiervo cantidad suficiente de agua y la vierto en la bacha cuidando de cubrirla por completo
    • Para bol, balde, palangana o fuentón plástico, cubiertos, utensilios, vaso o jarra medidora, ollas o fuentes de vidrio, lavo con esponja detergente y agua, enjuago y seco con un paño limpio
  3. Lavo los alimentos para sacar suciedad pasándolos por debajo del agua de la canilla, retiro partes descoloridas, o en mal estado. Ojo>>> no conviene retirar cabitos de tomates o las hojas de las frutillas ni cortar ni abrir frutas para sacarles partes feas ya que no queremos que penetre el agua del remojo trasladando patógenos al interior de los alimentos<<< En este punto se puede usar un cepillo o esponja sin jabón
  4. Reservo los alimentos sobre una superficie limpia (la mesada ya desinfectada)
  5. En una palangana plástica* que uso para esta tarea, vierto agua suficiente para la cantidad de alimentos que tengo, voy midiendo la cantidad con una jarra medidora y calculo la lavandina adecuada segun la etiqueta del envase.
    Por ejemplo para la marca de lavandina que tengo aquí, la etiqueta dice que por cada litro de agua son 4 gotas de lavandina. Tengo 10 litros de agua agrego 40 gotas de lavandina.
    (*puedes elegir la bacha de cocina, fuente, olla, bol, balde etc. siempre que esté previamente lavado/desinfectado)
  6. Coloco los alimentos cuidando que queden bien cubiertos por el agua y los dejo reposar por 10 minutos
  7. Dispongo de uno o dos repasadores de cocina limpios sobre la mesa o mesada
  8. Pasados los 10 minutos retiro los vegetales del agua, los enjuago bajo el chorro de la canilla, y los acomodo sobre el repasador, donde los dejo secar
  9. Para finalizar el secado les paso un repasador limpio o un papel de cocina
  10. Están listos para guardar en la heladera

¿Cómo lavo hierbas aromáticas y verduras de hoja?

Para verduras de hoja como la lechuga o acelga: primero desbaratar los atados, separar las hojas, ponerlas en una fuente o bol con agua y mover para que suelten la suciedad, repetir si es necesario, se pueden lavar también una por una si quedan restos de suciedad pegada luego llevar al agua de remojo
Luego de sanitizadas (desinfectadas) y enjuagadas, hay que secar hoja por hoja y procurar que estén bien secas sino solo aceleraremos el proceso de descomposición


Lo ideal es un centrifugador de verduras

Para las hierbas aromáticas como el perejil, por ejemplo, lo coloco en un colador y lo sumerjo en un bol con agua suficiente, lo muevo un poco para que suelte la suciedad, levanto el colador dejo escurrir el agua y esta listo para pasar al agua de remojo
Luego de sanitizadas (desinfectadas) y enjuagadas, hay que escurrir bien y secar lo mas posible

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *