Cómo activar – despertar las semillas.

Qué significa despertar una semilla cómo hacerlo, para qué y por qué consumirlas “activadas”.

¿Cuáles son semillas?

Son semillas los cereales (mijo, quínoa, etc.), los que aquí en Argentina llamamos “frutos secos” (almendras, nueces, etc.), las legumbres (lentejas, garbanzos, etc.) y las que si llamamos semillas como chía, lino, sésamo, girasol etc.

¿Por qué despertar una semilla?

Si pensamos que una semilla puede caer al suelo y esperar allí hasta que sea el momento óptimo para germinar, tenemos que imaginar una capa protectora que la mantenga en perfectas condiciones hasta que sea su momento de salir a escena.

Esa protección es lo que se llama anti-nutrientes: unas enzimas que impiden a la semilla germinar antes de tiempo. Estas enzimas inhiben la digestión por lo que si consumimos una semilla tal cual viene nuestro sistema digestivo no podrá traspasar ese escudo y no vamos a poder obtener el máximo beneficio nutritivo de dicho alimento. Dichas enzimas pueden ser debilitadas a través del remojo en agua.

Entonces remojando las semillas comenzamos el proceso de germinado por esto decimos que la despertamos, porque con el remojo en agua pasan de estar latentes-dormidas, a un estado despierto-vivo, aumentando su tamaño y su valor nutricional, se tornan más fáciles de masticar y dejan sus nutrientes disponibles para nuestra mejor digestión y absorción.

En el caso de todo aquello que luego llevaremos a cocción o hervor no llamamos “activación” sino “remojo”, ya que la activación da vida y la cocción mata lo que hemos activado. Con el remojo se comienza una fermentación que favorece la eliminación de lectinas que inflaman el intestino y también elimina los anti-nutrientes.

¿Para qué despertar semillas?

La activación o despertar de las semillas se realiza para mejorar la absorción de sus nutrientes y también su digestión.

Al eliminar la posibilidad de digestiones pesadas y lentas disminuimos la toxicidad en el organismo gracias a que eliminaremos los desechos en menor tiempo y no se quedaran estancados fermentándose y drenando nuestra energía hacia una más laboriosa digestión que nos hará sentir somnolientos.

¿Las semillas se lavan?

Primero debemos lavar y desinfectar las semillas como hacemos con los vegetales ayudando a desprender cualquier bichito o suciedad que se haya adherido a las mismas. Así que siempre conviene enjuagarlas primero y dejarlas en agua con un chorrito de vinagre unos 15 minutos, volver a enjuagar y en ese momento comenzar la activación con agua limpia filtrada.

Debemos recordar que ni la chía ni el lino se pueden lavar ni remojar en vinagre porque al momento de mojarlas comenzaran a formar el mucílago (una especie de gel) que nos conviene consumir y que no conviene enjuagar.

¿Cómo despertar semillas?

Para debilitar la capa de anti-nutrientes y despertar las semillas debemos remojarlas en agua (en lo posible filtrada, sin cloro) con una cucharadita de sal del Himalaya por cada taza de semillas en un recipiente de cerámica o vidrio con tapa

Tener en cuenta que las semillas en remojo pueden crecer hasta el doble de su tamaño original por lo que el recipiente debe tener espacio y agua extra suficiente

Las primeras 2 horas de remojo puede ser a temperatura ambiente tapadas con una tela que respire alejadas de la luz solar y ya luego en la heladera tapada con la tapa del frasco.

Enjuagar una o 2 veces.

Se le puede agregar un trozo de alga kombu al agua ya que el ácido que esta contiene pre-digiere la celulosa de las legumbres y cereales, ya sea durante el remojo o la cocción (el alga del remojo se puede usar en la cocción).

Prestar atención:  las semillas que se compran tostadas o tostadas y saladas no pueden despertarse o activarse.

Luego del remojo desechar todo lo que quede flotando en el agua ya que son semillas vacías, suciedad, cascaras o pieles.

¿Cuánto tiempo se dejan en remojo?

Algunas semillas mínimo 8 horas, 12 horas ya sería óptimo para consumir, algunas 24 horas, según el tipo y el uso que se le dará.

Otras semillas como el sésamo no necesitan más de 2 o 3 horas en remojo y solo se recomienda si vamos a hacer una leche vegetal y queremos facilitar el funcionamiento de la máquina.

Las castañas de caju no pueden ser activadas porque han pasado por un proceso de cocción antes de llegar al mercado en la forma que habitualmente las compramos, solo podemos remojarlas para hidratarlas y hacerlas más blandas para masticar, licuar o procesar.

Las semillas compradas tostadas y saladas no se pueden activar tampoco.

Siempre que se pueda conviene sacar la piel de las semillas, En general luego de su remojo las podemos estrujar con las manos y liberaran la piel, ya que en ellas hay concentración de anti-nutrientes y además pueden causar gases (porotos, por ejemplo).

¿Qué hacer después de activar?

Algunas semillas se pueden llevar a un horno deshidratador o a un horno que nos permita mantener una temperatura de menos de 50°C o sobre una superficie que mantenga calor (radiador, por ejemplo) para no cocinarlas lo cual nos haría perder sus nutrientes, matando lo activado.

En un horno deshidratador serán un par de horas mientras que en horno convencional serán alrededor de 8 controlando la temperatura siempre para evitar la cocción.

También existen deshidratadores solares, o pueden dejarse simplemente al sol en una bandeja tapada para evitar que los insectos se posen sobre ellas.

Se pueden moler en un molinillo de café o mortero, en la licuadora de mano, etc.

Se pueden tostar ligeramente en sarten a temperatura muy baja, con o sin sal.

Se pueden usar para hacer leches vegetales, usando 1 medida de semillas activadas por 3 medidas de agua filtrada, luego colar con una tela para separar el bagazo (carne de las semillas) de la leche, conservar en heladera de 3 a 5 días en un recipiente de vidrio hermético. El bagazo también puede usarse para otras recetas, se conserva en heladera varios días tapado.

Hacer pastas licuando mucho tiempo como tahini, humus, etc.

Se pueden comer directamente, espolvorear sobre comidas, agregar a licuados etc

Cocinar en panificados

La activación ayudara a que en cualquiera de sus usos diferente podamos obtener el mayor beneficio de estas semillas y que no sean tomado solamente como fibra y pasen de largo por el tracto digestivo.

¿Por qué moler las semillas?

Como no tenemos celulasa que es capaz de digerir la celulosa que recubre las semillas deben molerse ya que son muy pequeñas para ser masticadas la cantidad necesaria de veces, y al romperlas podemos obtener el mayor beneficio de nutrientes, se pueden moler con un molinillo de café o un mortero de otra forma solo nos servirán como fibra, mejorarán el tránsito intestinal pero no la absorción de nutrientes como el calcio en el caso del sésamo o la amapola por ejemplo, son demasiado pequeñas y no logramos romperlas al masticar no aportaran su mayor beneficio nutricional.

Debemos tener en cuenta que luego de ser molidas comienza un proceso de oxidación por el cual en un lapso de dos horas se pierden los nutrientes y hasta podrían tener el efecto contrario. Se debe moler la cantidad que se consumirá, moler y guardar para luego no es una opción si queremos obtener sus nutrientes

¿Cómo conservar y guardar semillas?

Debemos guardarlas en un frasco hermético en un lugar oscuro y fresco o en la heladera.

Se pueden dejar sumergidas en agua hasta 4 días en la heladera, cambiándole el agua cada día hasta ser usadas.

Coladas secadas con un repasador en la heladera hasta 2 días sin agua.

Después de activadas y deshidratadas, o activadas y tostadas duran meses en un recipiente de vidrio cerrado en la alacena.

¿Por qué consumir semillas?

Tienen macronutrientes: hidratos de carbono, grasas saludables y proteínas y a su vez también son ricas en micronutrientes: vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, fibras.

Por ejemplo:

Las semillas de amapola aportan: Potasio, Proteínas, Vitamina C, Calcio, Hierro y Magnesio.

100 gramos de lentejas aporta: Carbohidratos    60 g,  Azúcares  2 g, Fibra alimentaria 31 g, grasas 1 g,  Proteínas  26 g, B1 0.87 mg (67%), B2 0.211 mg (14%), B3 2.605 mg, B5 2.120 mg, B6 0.54 mg, B9 479 μg, Vitamina C 4.4 mg, Calcio 56 mg, Hierro 7.54 mg, Magnesio 122 mg, Fósforo 451 mg, Potasio 955 mg, Sodio 6 mg, Zinc 4.78 mg  (fuente: Wikipedia)

100 gramos de almendras aporta: Carbohidratos 21,55 g, Grasas 49,93 g, Proteínas 21,15 g, B1 0.205 mg, B2 1.138 mg, B3 3.618 mg, B5 0.471 mg, B6 0.137 mg, B9 44 μg, Vitamina E 25.63 mg, Calcio 269 mg, Cobre 1.031 mg, Hierro 3.71 mg, Magnesio 270 mg, Manganeso 2.179 mg, Fósforo 481 mg, Potasio 733 mg, Selenio 4.1 μg, Sodio 1 mg, Zinc 3.12 mg (fuente: Wikipedia)

100 gramos de mijo aporta: Grasas totales 4.2 g, Ácidos grasos saturados 0.7 g, Ácidos grasos poliinsaturados 2.1 g, Ácidos grasos mono insaturados 0.8 g, Sodio 5 mg, Potasio 195 mg, Carbohidratos 73 g, Fibra alimentaria 9 g, Proteínas 11 g, Calcio 8 mg, Hierro 3 mg, Vitamina B6 0.4 mg, Magnesio 114 mg (fuente: Wikipedia)

¿Cuántos tipos de semilla puedo consumir por día y qué cantidad?

Lo ideal es consumir hasta 4 tipos de semillas diferentes por día. Se pueden dividir en 2 tipos en cada comida así no tendremos problemas para digerirlas y evitamos que fermenten.

De 1 cucharada de té a 1 cucharada sopera de cada variedad por día es suficiente.

Debemos ser inteligentes al decidir cuales consumir cada día, para no superponer los nutrientes y sobrecargar el organismo, ya que desecharemos lo que no necesitemos y estaríamos comiendo por comer.

Tiempos de remojo/activación:

Semillas

Amapola, consumirlas molidas, no se activan ni se tuestan

Sésamo, no necesitan activar, se pueden remojar 2 o 3 horas para hacer una leche, consumirlas molidas, se pueden tostar

Chía, su remojo genera un mucilago capaz de reemplazar al huevo y que contienen grandes cantidades de omegas y aceites buenos

Zapallo activar en agua entre 8 a 12horas se pueden deshidratar, tostar o consumir directamente

Alpiste mucha fibra, diurético, ácidos grasos esenciales, da mucha energía, para hacer leche remojar, si o si hay que colar y desechar el bagazo

Girasol, activar en agua entre 2 a 4 horas no tostar ni cocinar para no perder los ácidos grasos esenciales

Fenogreco: 6 a 12 horas

Lino: 4 horas

Mostaza: 6 a 12 hs

Legumbres

Garbanzos 12 hs

Lentejas 4 a 8 hs

Arvejas 8 a 12 hs

Judías, guisantes 8 a 12 hs

Porotos de soja 8 a 12 hs

Aduki 8-12 hs

Mungo 8 a 12 hs

Cereales

Tener en cuenta que luego del remojo llevara menos tiempo de cocción que sin remojo. Enjuagar y Cocinar luego de romper el hervor a fuego suave con agua purificada (1 parte de agua por una parte de cereal). Luego de apagar el fuego dejar reposar 10 minutos tapado colar si fuese necesario. El fuego siempre debe ser muy suave y tener en cuenta que el remojo siempre le restara 10 o 15 minutos al tiempo de cocción normal. Se puede agregar alga kombu a la cocción o remojo para ayudar a eliminar anti-nutrientes.

Arroz integral enjuagar bien para quitar un poco el almidón y suciedad dejar en remojo con vinagre, enjuagar y luego dejar en remojo entre 12 y 24hs en agua filtrada, llevar a hervor con su agua de remojo 10 minutos como mucho, apagar el fuego y dejar reposar tapado 10 minutos para que reabsorba el agua de cocción.

Quínoa, enjuagar bien para eliminar las saponinas una sustancia jabonosa que le sirve de protección natural contra plagas, luego de lavarla, la dejamos en remojo 24hs y llevamos a hervor unos 8-10 minutos dejar reposar tapado 10 minutos para que reabsorba el agua de cocción.

Avena, aunque sea instantánea debe remojarse y cocinarse, no es recomendable comerla cruda aunque sea instantánea, remojar hasta 2 horas y cocinar 10-20 minutos

Mijo remojar 8 a 12 hs, cocinar 20 minutos

Maíz entero, remojar 8 a 12 hs, cocinar 2 horas

Cebada remojar 2 o 3 hs, cocinar 1 hora

Centeno – espelta 6 a 8 hs

Trigo, remojar 8 a 12 hs, cocinar 2 horas

Trigo burgol, remojar 2 horas, cocinar 15 minutos

Alfalfa: 4 y 8 horas

Pseudo cereales

Amaranto por su cantidad elevada de almidón, debe cocinarse antes de consumirse de otra forma inflama mucho el intestino, hasta 30 minutos

Trigo sarraceno 4-8 hs

Frutos secos

Almendras 8 a 12 horas

Nueces mariposa 4 a 8 horas

Nueces de macadamia 2 a 4 horas

Nueces pecanas 4 a 8 horas

Pistachos 12 a 24 horas

Castañas de caju se remojan pero no se activan, remojo de 2 hs

Avellanas, 4 a 8 horas

Manies, 4 a 8 hs

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *